banner
Facebook Tele Elx Twitter Tele Elx Youtube Tele Elx RSS Tele Elx
TeleElx
Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Actualizado a las 19:40
Poco nuboso


|

OPINIÓN

Proteger el palmeral para asegurar su futuro

Carlos González

Alcalde de Elche

Comparte:
03/12/2017 - Carlos González

Hace diecisiete años, el Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, reunido en la ciudad australiana de Cairns, tomó la decisión de incluir el Palmeral de Elche en la Lista de Patrimonio Mundial. Alcanzar esta meta no fue tarea fácil, el proceso de elaboración de la candidatura llevó más de dos años. La propuesta inicial, que incluía al Misteri no fue aceptada y, posteriormente, se tuvo que concretar algunos aspectos, pero finalmente se consiguió. 

 

Elche entró a formar parte del selecto club de lugares que poseen bienes Patrimonio de la Humanidad y con ello, se benefició de una promoción internacional sin precedentes. El número de turistas que nos visitó aumentó un 50% en cinco años, y el de plazas hoteleras se multiplicó por tres.

 

La declaración del Palmeral, y seis meses después, la del Misteri en una nueva categoría, hizo que los ilicitanos e ilicitanas tomáramos conciencia plena de  las posibilidades turísticas de nuestro municipio.

 

El ayuntamiento así lo interpretó y creó el Institut Municipal de Turisme. Su principal objetivo era impulsar el turismo en Elche, aprovechando la notoriedad alcanzada por la doble declaración. 

 

Desde este organismo se coordinaron diversas iniciativas tendentes a mejorar la experiencia de la visita al Palmeral. El Ayuntamiento habilitó en 2004 la Ruta del Palmeral, y apenas un año más tarde, se inauguró el Museo del Palmeral situado en el Hort de San Plácido. Diez años más tarde, esta vez a manos de la iniciativa privada, se abrió al público el Parque Multiaventura.

 

Sin embargo, no debemos olvidar que  la declaración de un bien como Patrimonio de la Humanidad, además de los efectos sobre el turismo y la imagen de la ciudad, comporta una enorme responsabilidad por parte de los gestores del bien, en el ámbito de la conservación, de su integridad, difusión y promoción.

 

En la parte que compete al Ayuntamiento, creo honestamente que se ha trabajado bien. Se han destinado importantes recursos para el mantenimiento de los huertos, para ayudar a sus propietarios a afrontar los gastos de conservación, a luchar contra las plagas que periódicamente atacan a las palmeras, a formar profesionales para el cuidado de éstas, entre otras iniciativas.

 

Es, sin embargo, el campo de la preservación, el que más nos preocupa. El Palmeral ha tenido que convivir con el desarrollo urbanístico, que se aceleró en nuestra ciudad durante la segunda mitad del siglo XX, y lamentablemente, ha salido perdiendo casi siempre. 

 

Desde que el Palmeral ha visto reducido su valor como cultivo agrícola, se ha hecho más vulnerable a los envites del crecimiento urbanístico.

 

Por ello, es una gran noticia que en junio de este año, el Patronato del Palmeral tomara en consideración el borrador de la nueva Ley de tutela del Palmeral, dando inicio a su tramitación en las Cortes Valencianas. Esta norma va a sentar las bases de la protección y la gestión de este bien en los próximos años.

 

La nueva Ley tiene por objeto asegurar la integridad del Palmeral  frente a la tentación de urbanizarlo, conseguir la conservación de un Palmeral de titularidad pública,  al servicio de la ciudad, determinando los usos permitidos y por otra parte, promover que el Palmeral de Elche pueda recuperar áreas que ha ocupado en el pasado, creciendo, por tanto, en superficie y en número de ejemplares, cosa que no sucedía en décadas.

 

Se declara BIC, Bien Inmueble de Interés Cultural, el Área declarada Patrimonio de la Humanidad, lo que significa que esta zona está doblemente protegida, además de por la normativa UNESCO, por la Ley reguladora del Patrimonio Cultural Valenciano. 

 

El Ayuntamiento de Elche adquiere mayor capacidad de obrar en la gestión y control del Palmeral. La Junta Gestora del Patronato del Palmeral, presidida por la Alcaldía, tiene ahora potestad sancionadora y facultad de inspección, permitiendo con ello actuar con mayor rapidez, operatividad y cercanía frente a iniciativas que puedan poner en peligro la supervivencia del bien.

 

Por último, no puedo dejar de mencionar que desde el Ayuntamiento se está trabajando en ultimar la redacción del Plan Especial de Protección del Palmeral, otro instrumento fundamental para nuestro objetivo de conservación y promoción de este legado cultural, que define el paisaje urbano de Elche.

 

Es voluntad del equipo de gobierno impulsar la aprobación inicial del documento a principios de 2018, que junto con la Ley de Tutela, formarán un conjunto normativo de protección del Palmeral. Su objetivo fundamental es articular el compromiso de la protección, el fomento y la recuperación de los huertos de palmeras, regulando su uso, su destino y sus aprovechamientos.  

 

A través del Plan Especial nos proponemos la recuperación de huertos, ocupados actualmente por dotaciones públicas, que el día de mañana volverán a ser huertos tradicionales, así como también, la recuperación de huertos desaparecidos cuya existencia esté perfectamente documentada.

 

Hemos recibido el testigo de generaciones de ilicitanas e ilicitanos que nos legaron el Palmeral y nosotros asumimos el compromiso de hacerlo a las que nos sucedan. Estoy convencido de que entre todos conseguiremos garantizar la transmisión de este patrimonio natural y cultural único en el mundo, del que nos enorgullecemos como pueblo, y que constituye uno de los símbolos que más nos identifica.

 

banner
banner